Tarquinio el Soberbio. Tito Livio (I 57-60)

Posted on Actualizado enn

Tarquinio era un rey petulante, cruel, tirano, asesino…., al que le gustaban las obras colosales, cómo la Triada Capitolina, la explanación del Circo Máximo, la cloaca. Para ello necesito un gran contingente de mano de obra (esclavos y ciudadanos) y aumentar los impuestos. Con todo ello condujo a la bancarrota las arcas del reino provocando el descontento y la antipatía general. Para solucionar la crisis decide conquistar una ciudad con grandes tesoros para enriquecerse (ipse ditari aupiebat). Sus primeros intentos fueron fallidos, con lo que el asedio se alargó.

 Al frente de sus ejércitos situó a sus hijos (Sexto, Arnunte, Titos) y primos (Brutus, Colatino). Cómo era un asedio largo poseían mucho tiempo libre en el que jugar, celebrar fiestas y banquetes. En una de ellas salió la conversación acerca de sus mujeres y su fidelidad hacia ellos. Sexto apuesta a Colatino que su mujer es la más fiel. Para comprobarlo viajan a Roma, donde Sexto encuentra a su mujer en una fiesta. Colatino viaja a ver a su esposa, Lucrecia, que la encuentra hilando la lana a la hora tardía (Seranote) y velando por la llegada de su esposo. Colatino gana la apuesta con gran orgullo.

         En los sepulcros de las matronas ejemplares pone: “Domus servavit, lanam fecit…”: guardo su casa, cardo la lana.

Invadido por la felicidad, Colatino invito a los perdedores a cenar esa noche en su casa. En dicha cena Sexto se fijo en Lucrecia y urdió un cobarde plan contra Colatino.
Días después, acompañado por un amigo, se dirigió a Collatia, hogar de Colatino. A su llegada fue recibido por Lucrecia, la cual le dio de cenar y le acomodó en la habitación de honor. Sexto espero a la noche para llevar a cabo su atroz venganza. En silencio y con la espada desenfundada se dirigió al aposento de Lucrecia, se acerco a su lecho y cogiéndola por el pecho la amenazo con matarla si gritaba. Ella, sobresaltada, se negó una y más veces, pero Sexto la amenazo con levantar falsedades a cerca de un posible adulterio si no se dejaba. Así pudo robarle su honor para marchar después arrogante.

Tras el crimen moral Lucrecia escribió una misiva a su padre y a su marido, avisándole que traiga un amigo fiel. Al llegar se la encontraron llorando, a lo que le preguntaron “satin salve” (estas bien). Ella explica a su marido lo sucedido exigiendo venganza y que estuviera tranquilo, pues donde no hay consentimiento no hay culpa.

         Corpus est tantum violado, anima insaus: solo mi cuerpo ha sido violado, mi alma es inocente.

Pero la culpa sufrida mató a Lucrecia que se clavó un puñal. Fueron grandes los gritos de terror que los presentes emitieron.

Brutus, amigo y primo de Colatino, con el puñal del suicidio juro vengarse y acabar con la tiranía etrusca. Sacó el cuerpo de Lucrecia a la plaza para que el pueblo romano contemplase la última atrocidad de los etruscos. Esto levanto a los jóvenes. En Roma, en el foro, explicaron lo sucedido, llevando a cabo una arenga formal (arringatore) y fomentando el cierre de las puertas de la ciudad a los etruscos, que fueron desterrados. La monarquía había caido. En adelante gobernaran 2 cónsules: Bruto y Colatino (509).

         nugae, -arum: vagatelas o tonterías.
         ¿Por qué Caleno con 100 millones puede morirse de hambre? Avaricia. Cuanto más dinero tenga menos gastará en comer: “que tengas 100 millones más para morirte de hambre”.
         Insula, -arum: isla y casas baratas de Roma.
         Taberna, -ae: vigas o puestos pequeños de venta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s