El Fascismo italiano y el Nazismo alemán.

Posted on Actualizado enn

¿Cuáles son las premisas del fascismo?.
Los fascismo surgieron tras la Primera Guerra Mundial, en contraposición al pensamiento conservador tradicional, contrario al liberalismo y el nacionalismo. El fascismo era antiliberal, ultra nacionalista y xenófobo.

1. De ideología totalitaria: niega los derechos del individuo frente al Estado. Desaparece la noción de ciudadano y de Estado de derecho, a la vez que exalta la violencia y la fuerza.
2. La nación se define por criterios étnicos o raciales. Los grupos que no se adscriben a estos criterios son excluidos.
3. El estado, partido y líder forman una unidad.
4. Los partidos fascistas son movimientos de masas y pretenden representar la voluntad popular mejor que la democracia. Las demás opciones políticas son prohibidas,.
5. Acepta la propiedad privada y el capitalismo, pero propugna un proteccionismo extremo que tiende a la autarquía, un sistema económico de autosuficiencia, la obtención de recursos mediante la expansión de su territorio de forma invasiva. Esta idea fundamenta la teoría “del espacio vital”.
6. Prevalece el militarismo de la población y una fuerte simbología.

¿Qué es y como surge el Fascismo Italiano?.
A pesar de la participación de Italia en el bando ganador de la Primera Guerra mundial, los nacionalista italianos estaban descontentos con el reparto de territorios. El fascismo Italiano se aprovechó de este malestar en la población y enarboló la bandera de la anexión de territorios que consideraban propios (irredentismo).
Benito Mussolini funda los Fasci di Combattimento, que se convertirían en 1921 en el Partido Fascista. En 1922, a pesar de su campaña de violencia con los “camisas negras”, no evitó su fracaso en las elecciones. Pero Musolini como demostración de fuerza marchó sobre Roma. El Gobierno dimitió y Victor Manuel III le entregó el poder al “Duce”. Los fascistas establecieron una gobierno totalitario:

1. Mussolini era el caudillo supremo, a pesar de mantener la monarquía.
2. Se practico una política exterior agresiva, con la intención de conservar un imperio en África y su hegemonía en el Mediterráneo.
3. Se fundaron sindicatos corporativos y se fomento una agricultura y una industria autárquica.
4. Se firmó con la Iglesia los Pactos de Letran en 1929, en los que se reconocía la independencia y soberanía de la Santa Sede a cambio de su apoyo.

mussolini
Benito Mussolini

¿Qué es y como surge el Nacionalsocialismo Alemán?.
El nacionalsocialismo, o nazismo, fue creado por Hitler y alimentado por los “desagravios” derivados del Tratado de Versalles y la teoría antisemita de la “puñalada por la espalda” de la primera guerra mundial (todo descrito en su libro “Mein Kampf” o Mi Lucha). Fue creciendo gracias a que aprovecharon el empobrecimiento de las clases medias y la crisis moral en la que la sociedad estaba inmersa.
El factor distintivo del nazismo fue su extremo racismo, que desembocó en el exterminio de seis millones de judíos. Las leyes raciales, basadas en los principios de la eugenesia o ciencia que pretende mejorar la especie humana mediante la eliminación o esterilización de enfermos psíquicos y congénitos y la prohibición del mestizaje, defendían los derechos del individuo en grado de pureza racial. La raza aria, representada por lo alemanes, tenía el derecho de someter a todas las demás.
En los años veinte, el partido nazi era un pequeño grupo de ultraderecha del que se mofaban por la forma de vestir. Pero el impacto de la gran depresión, la cual provocó una tremenda crisis social, le aupó a conseguir en las elecciones de 1930 una mayor representación en el parlamento o Reichstag.
El ejército y el gran capital vieron en el partido nazi la solución para frenar al comunismo que surgía del este. En las elecciones de 1932 se produjo su gran victoria electoral, a pesar de no obtener la mayoría, y la muerte de la democracia. El mariscal Hindenburg nombró canciller a Adolf Hitler. La constitución sería suspendida y se persiguieron al resto de partidos. El poder se había concentrado en una sola persona, apoyado por su guaria personal, las SS, y la Gestapo, la cual ejercía un control ideológico total sobre la población. Se había enterrado la República de Weimar para instaurar el Tercer Reich.

1328771875_1
August Landmesser, el hombre que se negó a saludar a Hitler

Textos

Doctrina del fascismo italiano.
«El fascismo, como toda concepción política sólida, es acción y pensamiento (…). Es, pues, una concepción espiritualista, nacida, también ella, de la reacción operada en este siglo, contra el menguado y materialista positivismo del siglo xix; concepción antipositivista, pero positiva, no escéptica ni agnóstica, ni pesimista, ni tampoco pasivamente optimista como son, por regla general, las doctrinas (todas ellas negativas) que colocan el centro de la vida fuera del hombre, el cual con su libre voluntad puede y debe crearse su mundo. El fascismo quiere al hombre activo y entregado con todas sus energías a la acción; le quiere varonilmente consciente de las dificultades con que ha de tropezar, y dispuesto a enfrentarse con ellas; concibe la vida como una lucha, persuadido de que al hombre incumbe conquistar una vida que sea verdaderamente digna de él, creando ante todo en su persona el instrumento (físico, moral, intelectual) necesario para construirla. Y esto rige no sólo para el individuo, sino también para la nación y para la humanidad. De aquí el gran valor de la cultura en todas sus formas (arte, religión, ciencia) y la importancia grandísima de la educación. De aquí también el valor esencial del trabajo, con el cual el hombre vence a la naturaleza y plasma el mundo humano.»
(Benito Mussolini: Doctrina del fascismo, 1932.)

Invocaciones de los niños en las comidas.
Antes de la comida:
«¡Fürher, mi Fürher, concedido a mí por el Señor!, ¡Protégeme y resguárdame
mientras viva!
Tú has salvado a Alemania de la más profunda aflicción. Hoy te doy gracias por mi
pan cotidiano.
Estate mucho tiempo junto a mí, no me desampares. ¡Fürher, mi Führer, mi fe y mi
luz!. Heil, mein Fürher.»

Después de la comida:
«Gracias a ti por esta generosa comida. ¡Protector de la juventud y de los ancianos!
Sé que tiene desvelos, pero no inquietudes. Estoy contigo día y noche, descansa tu
cabeza en mi regazo. ¡Ten, mi Fürher, la seguridad de que eres grande!
¡Heil, mein Fürher!»
En: Prats, Historia del Mundo Contemporáneo, Edit. A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s