Contrario a (este) bilingüismo.

Posted on Actualizado enn

A veces no nos paramos a pensar que significado real tiene aprender un segundo idioma. Olvidamos que la lengua de un país es algo más que su medio de comunicación, es su seña de identidad. En un lenguaje encontramos los rasgos de su cultura, la evolución de sus costumbres, la expresión del pueblo, los anhelos de grandeza o las derrotas más vergonzantes. Aprender un segundo idioma es convertirte en otra persona; y eso señores, no lo ha conseguido ni una madre.

No hace falta escuchar a un profesor o un extranjero para reconocer que en España tenemos un déficit preocupante en el conocimiento de un idioma distinto al nuestro; entren en una tienda y digan “Do you speak English?”. Tal vez esté ahí el problema, el conocimiento. Como he dicho antes, la lengua es algo vivo y nosotros nos empeñamos en memorizarlo, no lo sentimos. Yo estudié literatura inglesa en inglés y les puedo asegurar que existen diferencias. Aprendíamos parte de la cultura anglosajona en su propio idioma, podíamos poner palabras al amor, odio, frustración o los celos. Pero hablamos de conocer el mundo anglosajón en “su salsa”, lo que no esta ocurriendo en España.

¿De verdad creen que un estudiante de física va a hablar mejor inglés si estudia la asignatura en el idioma de los Monty Python?. Creo que perderá interés por la asignatura y aborrecerá el idioma, dándole un nuevo recluta al francés. Estamos equivocando el método para fomentar en nuestros alumnos el conocimiento en un segundo idioma. No podemos echarnos a los brazos de las palabras de Èdith Piaf o Elvis de forma tan atropellada e incluyendo en los currículum asignaturas en un segundo idioma. Si queremos mejorar nuestro “segundo perfil”, hagámoslo; aumentemos las horas lectivas sobre ese idioma y no en ese idioma.

Es primordial comenzar desde edades tempranas con el “uso” de un segundo idioma. Si nos fijamos en una clase de preescolar, juegan en inglés, se relacionan en inglés y empiezan a conocer su mundo más cercano en inglés. Se están familiarizando con un medio diferente al que puedan encontrar en casa, pero hablamos que partimos de la base. No debemos fiscalizar la adquisición de conocimientos en otro idioma cuando llegamos a etapas posteriores porque:

a) Si ya domina otro idioma y se siente cómo en él, su aprendizaje se encaminará con ese segundo idioma, en detrimento del original (del que tenemos graves deficiencias).

b) Podemos encaminarnos a un empobrecimiento del castellano (en su uso) si asignaturas importantes, como matemáticas o filosofía, se enseñan en francés, alemán, inglés o italiano.

Defiendo un bilingüismo mucho mas directo, más centrado en conocer, ya no solo la gramática, sino también la forma de pensar anglosajona, para poder asimilar los conceptos de forma natural. Aumentar las horas lectivas en ese segundo idioma, las actividades extraescolares, utilizar las nuevas tecnologías y los medios de masas como herramientas docentes, videojuegos, series, etc. ¿Cómo se puede explicar que un alumno de cuarto año de inglés no sepa quién es el Doctor Who?. Los alemanes si conocen a Curro Jiménez.

No hay que enseñar historia en inglés y permitir que los alumnos se pierdan cada vez que nos sintamos obligaos  a hacer referencias de su paralelismo en castellano. Intentemos enseñar en la asignatura de inglés la historia del mundo para que prevalezcan las competencias básicas en la enseñanza de un idioma distinto al nuestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s