La Humanidades no están de moda.

Posted on

Recientemente leí un artículo en el cual una madre exponía su preocupación por las salidas profesionales que la carrera que había elegido su hija ofrecía. La situación económica actual genera a los padres muchos interrogantes, pero si además su niñ@ se decanta por las humanidades, genera miedos.

Puede ser que las cifras que se manejan alarmen a los futuros graduados en letras: solo el 8 % de los especializados en asignaturas de humanidades consiguen puestos importantes (American Academy of Arts and Sciences). Esos puestos están reservados para los estudiantes de las llamadas  STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics) y que la actualidad económica y social “requiere”.

La elección de un carrera o una formación profesional no debe ser una decisión a corto plazo. He conocido alumnos que eligiendo carreras “con salida” profesional han abandonado sus estudios y han elegido aquello en lo que se sienten motivados y realizados.

Está claro que la felicidad no da dinero ni alimenta (solo el espíritu), pero nadie me puede refutar que las “mentes pensantes” de ese siglo XX que nos vomitó al XXI, fueron personas inspiradoras gracias a que trabajaban en lo que les motivaba y no en lo que pedían los mercados. ¿Qué exigía el mercado laboral cuando Steve Jobs introdujo el Macintosh 128k?.

La situación que actualmente se está imponiendo es cortoplacista: creando profesionales para reparar el mercado actual. Estamos influyendo en la formación de personas para que complazcan a los mercados y no para que afronten los retos del futuro. Temas como el significado real de nuestra humanidad, nuestro papel en el planeta, como afrontar las huellas históricas para superarlas, la ética actual, la evolución de los temas universales (amor, muerte, etc) son incógnitas que siguen sin resolverse y que si no tenemos personas capacitadas para darles respuesta podremos derivar a una sociedad sin sentido.

Ustedes creen qué es suficiente causa la de obtener mejores artilugios tecnológicos para mandar una nave tripulada a Marte. Qué sucederá cuando esos hombres y mujeres, a miles de kilómetros de su hogar  y casi sin posibilidad de volver, se pregunten ¿para qué?. Yo creo que decirles que es para que un fulano pueda hablar sin interferencias de punta a punta del planeta, es un poco desolador.

El anhelo del hombre siempre ha sido responder a la pregunta más antigua de la especie: ¿Por qué?. Y con todos los respetos, una app de móvil no tiene la respuesta.

Forjemos en el presente el futuro que queremos tener

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s