El teatro Español anterior a 1936.

Posted on

La renovación teatral de Valle-Inclan y Lorca:
Frente a un teatro pensado para la burguesía, un teatro de humor y evasión, sin la necesidad de pensar, cómo el de los hermanos Álvarez Quintero, surge otro más innovador, más experimental, basado en nuevas ideas para la escenografía española.

Valle-Inclan-Cronica-12-06-1932_imagelarge
Imagen de Valle-Inclán en la portada de Crónica de 1932

El esperpento de Valle-Inclán:
En 1920, Valle-Inclán publica “Luces de bohémia” con el subtítulo de “esperpento” o persona o cosa extravagante o absurda. Designa a sus obras que se basan en una deformación o degradación expresionista de la realidad. En ellos se agitan figuras distorsionadas, fantoches grotescos o conmovedores, representados con un lenguaje áspero o soez.
Ramón María del Valle-Inclán nace en Villanueva de Arosa (Pontevedra) en 1866 y muere en 1936. Estudiante de derecho no acabó sus estudios aunque esto no le detuvo para viajar y mostrarse como un autodidacta. “Eximio escritor y extravagante ciudadano” decía de el Primo de Rivera tras observar su melena, barbas largas, capa, chambergo y con solo una mano. A lo largo de su obra, pasa de un modernismo refinado y nostálgico a una postura crítica expresada en un estilo desgarrado y nuevo.
Una de sus obras más representativas de este estilo es “Luces de Bohemia”, la cual recoge, desde un atardecer hasta la mañana siguiente, las ultimas horas de la vida de Max Estrella, excéntrico y patético poeta ciego, a quien acompaña su lazarillo Don Latino.

Características del teatro de Federico García Lorca:
En su teatro, la prosa y el verso se combinan, dejando el segundo para momentos de gran intensidad, hasta que, en su última obra, domina plenamente una prosa de gran fuerza dramática.
Los conflictos y los ambientes cobran mayor hondura y alcance real. Su teatro se convierte en cauce para abordar los problemas colectivos, sin perder sus resonancias personales. Era un “ardiente apasionado del teatro de acción social” pues decía que el artista debía “reír y llorar con su pueblo”.
Entre sus obras, desde 1925, destacarían Mariana Pineda; las farsas La zapatera prodigiosa y el Retablo de don Cristóbal; el teatro de vanguardia de El público y Así que pasen cinco años. Pero sobresalen susu obras sobre mujeres que encarnan la tragedia de la pasión frustrada y los conflictos, como en Bodas de Sangre, Yerma o La casa de Bernarda Alba.

La casa de Bernarda Alba - Federico García Lorca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s