Hegel: El idealista absoluto.

Posted on

Durante el siglo XIX, Hegel (1770-1930) encabezó la filosofía moderna de Alemania con su idealismo. Su tesis estaba basada en una realidad de naturaleza y hombres, todos formando una unidad cuya esencia es ser espíritu/razón. Desdeña lo individual, ya que es tan solo manifestación del espíritu, un espíritu caracterizado por la actividad, el automovimiento y la autocreación.

Lo singular tienen sentido dentro de su relación con la totalidad. Una célula, por si misma, no tienen sentido si no es en el conjunto del cuerpo humano. Entonces, ¿es estática esa realidad?. Al contrario, se mueve gracias a las contradicciones que surgen entre sus partes (singulares) y que evolucionan a nuevas perspectivas; El fin de esta realidad en movimiento es el de poseer la autoconciencia de si misma como espíritu en la historia humana.

La respuesta de Hegel a Kant
La respuesta de Hegel a Kant

Esta nueva concepción de realidad la denomina “concepción dialéctica de la realidad”, es una nueva forma de conocimiento que pueda captar su complejidad y pueda integrar (método dialéctico).
La interpretación de Hegel de la historia humana es la del momento de desarrollo de la realidad en el ésta toma conciencia de si misma a través del hombre. Una de sus consecuencias es que cada suceso histórico ha sido necesario para que la realidad tome conciencia de si misma como espíritu. Las cosas que pasan debían pasar.

Carl Marx (1818-1883), influenciado por los pensamientos de Hegel, admitía que la realidad fuese una totalidad compleja y cambiante, pero se oponía a la idea de que el sufrimiento humano estaba justificado tan solo porque “era necesario”. Otra controversia se desataba en la concepción de realidad como espíritu ya que la clasificaba como materia; La historia del hombre estaba determinada por las condiciones materiales en que vive.

Los seguidores de Hegel, incapaces de mantener esa “realidad como espíritu”, se dividen en aquellos que justificaron la conservación de la religión y la teología (fascismo) basándose en su sistema y los que la utilizaron para negar esa misma religión y teología (dialéctica o cambio eterno). Uno de estos último, Feuerbach, llegó incluso a admitir que la filosofía de Hegel era una teología camuflada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s