El juego es algo más que diversión.

Posted on

Utilizar el juego durante la educación del niño es una alternativa más flexible para su aprendizaje y la asimilación de datos relacionados. Se suele definir como una actividad recreativa, de carácter lúdico, dónde intervienen dos o mas personas, aunque su esencia ha evolucionado a otros fines.

El niño que juega desarrolla ciertas habilidades (físicas, intelectuales, éticas) a la vez que empieza a asimilar sus primeras normas. Además reduce cualquier tipo de tensión o frustración.

constructionGames

Los juegos poseen una gran diversidad y pueden clasificarse según el predominio de una actividad sobre otra o la edad. Son cuatro los grandes grupos en los que englobamos los diferentes juegos:

  • Juego de ejercicio: Con el cual, el niño repite una conducta para ejercitarse y conseguir efectos sensoriales para controlar progresivamente su cuerpo y la expresión de los sentimientos. Incluimos cualquier juego que desarrolle uno de los sentidos, además del que implique el movimiento de cualquier parte del cuerpo.
  • Juego simbólico: Mediante la imitación y cambio de roles, se familiariza con el mundo de los adultos. Son juegos de representación y teatralidad.
  • Juego de ensamblaje: Ya desde la edad de cuatro años, el niño desarrolla la creatividad y cierto sentido del tamaño, volumen, morfología y coloración, gracias a la construcción de elementos. Otros aspectos que desarrolla es el sentido espacio-temporal, el orden, el ritmo y el ingenio. Son los denominados juegos de montaje mecánico, científico, electrónico, ensamblaje artístico o construcción.
  • Juego de reglas: Estos tipos de juegos despierta en el niño su interés según va creciendo, a la vez que admite mayores niveles de complejidad. Supone la asimilación de normas, no como una orden, sino como una garantía. Podemos encontrar más sencillos, como el domino o los de azar, hasta los mas complejos, como los de reflexión o estrategia.

“En ese complejo universo de relaciones y de manifestaciones socioculturales, el juego ha de entenderse como una realidad que a pesar de su intrascendencia, gratuidad y espontaneidad, aparece como un espejo revelador de sus protagonistas. La persona cuando juega verdaderamente, es decir, cuando participa de una práctica lúdica reglamentada olvidándose de todo el resto de actividades ‘racionales’ y ‘serias’ que constituyen parte de su vida cotidiana más formal, acostumbra a mostrarse tal como es, sin usar máscaras ni vestimentas artificiales más propias de otros escenarios más ‘serios’”. Lavega Burgués (1996).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s