Nacionalismo. Ideología y modelos.

Posted on

La palabra nacionalismo ha adquirido una acepción confusa, relacionada con el romanticismo y el liberalismo, pero que está más cercana a un sentimiento que a una doctrina política. Andrés de Blas, Catedrático de Ciencia Política en la UNED, indica algunos aspectos que deberían tenerse en cuenta para la definición del término cómo que posee una raíz psicológica, es desarrollado cómo una ideología política abstracta y que es ineludible su aspecto cultural, antropológico y filosófico.

Si nos remontamos a la etimología de la palabra nación, del latín naceré o nacer, era empleada en la baja Edad Media para referirse al concepto de comunidad en contraposición al de feudalismo. No es hasta el siglo XVIII cuando adquiere un sentido político, cómo nación entendida en el conjunto de lo individuos sobre los que recae la soberanía de un territorio, a la vez que un sentido romántico, entendida cómo el conjunto de individuos con una tradición común de lengua, historia y religión.

Giuseppe Mazzini, creador ed una nacionalismo más progresista y democrático.
Giuseppe Mazzini, creador de un nacionalismo más progresista y democrático.

La primera será compartida por historiadores cómo Michelet, los cuales la identifican simplemente cómo la creación de un marco básico de convivencia para el desarrollo del aparato estatal; el estado crea la nación. La segunda tendencia, la cultural, es característica de los filósofos alemanes (Herder y Fichte), defensores de un término de nación cómo soporte de la existencia de un grupo diferenciado respecto al resto.

Así, podemos encontrar varios tipos de nacionalismos, desde el punto de vista ideológico (tradicionalista, liberalista, conservador) o práctico (unificador, independentista, imperialista).

El nacionalismo tradicionalista nace de ese romanticismo cultural que antepone la realidad social a la individual-la sociedad crea al hombre. La lengua obtiene una gran importancia, puesto que es medio del pensamiento y este es la característica esencial que define al hombre.
El nacionalismo liberalista incluye un componente político al anterior, reclamando independencia y parlamentarismo.
Potencias cómo Gran Bretaña o Francia se lanzarán en un sentimiento imperialista contagiados por un nacionalismo más conservador.
Los casos de Italia y Alemania-muy diferentes en fondo y forma-personificarán el nacionalismo unificador, desde un conjunto de estados separados, partiendo de una conciencia de pertenencia a la misma.

Lord Byron, símbolo de la independencia griega.
Lord Byron, símbolo de la independencia griega.

El nacionalismo independentista, basado en la presencia de una nación dentro del marco político de un Estado diferente, cobrará importancia en la independencia de Grecia del Imperio Otomano. Actualmente, son Escocia y Cataluña las más representativas.
La expansión colonial por Asia y África llegará a la luz de un nacionalismo imperialista que exaltará el patriotismo en naciones ya consolidadas.

El nacionalismo, a pesar de estallar en el siglo XIX, su eco nos ha llegado hasta nuestros días en los que el mundo global hace renacer de nuevo los sentimientos de particularidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s