Cursos y Seminarios

HUMANITWEETS Jornadas de innovación docente pluridisciplinar Humanidades, TIC y Redes sociales

Posted on Actualizado enn

El Martes 7 de Octubre a las 17h participo cómo ponente en la “HUMANITWEETS Jornadas de innovación docente pluridisciplinar Humanidades, TIC y Redes sociales” en la Facultad de Humanidades de Albacete. El tema de mi ponencia será sobre la importancia de las redes sociales para las humanidades y la oportunidad que generan en la creación de proyectos. El epígrafe de la conferencia es el siguiente:

  1. Presentación.
  2. Eres profesional de las Humanidades y las Redes Sociales son tu mejor arma.
  3. Humanidades loves Redes Sociales.
  4. Primera norma para un proyecto: lo haces por placer.
  5. Deberías hacerte un DAFO.
  6. Márcate unos objetivos.
  7. Comienza con un blog.
  8. Posiciona tu trabajo.
  9. Cualquier proyecto difícil se convierte en posible con las Redes Sociales. Coworking y Crowdfunding.

cartel_humanitweets copia

Anuncios

Breves consejos para tu presentación en PowerPoint.

Posted on

Imagen del powerPoint Ver.1.0. Originalmente estaba diseñado para ordenadores Apple.
Imagen del powerPoint Ver.1.0. Originalmente estaba diseñado para ordenadores Apple.

En la actualidad, existen gran número de puestos de trabajo o estudios de Grado en los que se realizan proyectos, para los cuales se debe realizar una exposición ante una junta directiva o un tribunal. Existe un variado número de programas para desarrollarla, tales como Prezi, Keynote, Slidesnack y el famoso PowerPoint de Microsoft.

Es cierto que según el tema o incluso el estilo que quieras imponer a la presentación deberías elegir tu software más apropiado, aunque por ser el más extendido a nivel laboral y académico, daré algunas pautas para mejorar nuestras presentaciones.

El principal consejo que doy a todo el mundo es que tenga cuidado con las versiones del programa y con otros programas que permiten ejecutar el formato de PowerPoint (OpenOffice.org); no es la primera vez que al abrir tu trabajo en otra versión se descolocan los gráficos o se pierde la fuente original. Para este caso, recomiendo hacer una copia en PDF y realizar la presentación con ella si sucediera una “catástrofe”.

Los fondos o estilos que posee el software de casa son muy llamativos pero podemos caer en la repetición si el resto de compañeros eligen el mismo, y créeme, siempre elegimos el mismo. Selecciona un fondo o diseño editado por ti o uno plano, sin muchos adornos, para que no distraiga la atención de lo expuesto en las diapositivas.

El fondo ha de ir acorde con el color de las letras, las cuales no deben ser de diferentes colores o colores llamativos. Lo acertado sería un fondo no muy oscuro con letras negras; si te decides por un fondo oscuro, el color de la fuente debería ser en un tono claro o blanco. La fuente de la letra ha de ser de un tamaño de 24 o superior y el título en un tamaño de 34 o superior.

Podemos jugar con esos tres elementos y realizar presentaciones sensacionales, pero muchas veces la virtud se encuentra en la sencillez. No recarguemos las diapositivas de texto, gráficos o imágenes, podemos caer en el error de convertirnos en una “ametralladora” de diapositivas y exceder las 6 por minuto, saturando al receptor de información y llevándolo al cansancio.

Para no excedernos en texto con una diapositiva seguiremos la regla del 6x7x6:

  • No debemos escribir más de 6 lineas por diapositiva.
  • No más de 7 palabras por línea.
  • No más de 6 diapositivas por minuto.

¿Y si tengo más cosas que contar?. La presentación es tan solo una guía para tus oyentes, no la tesis de tu trabajo. Presentaremos 2 o 3 ideas centrales para desarrollarlas nosotros mismo al auditorio. En si, la diapositiva debe servirte como guión y permitir el seguimiento de una secuencia lógica, con el fin de reforzar la información que nos interesa explicar.

Para la organización de los apartados, se pueden enumerar pero sin subdividirlo en demasía. Seguiremos un proceso lógico que irá de lo general a lo concreto, evitando el cambio brusco de contenido.

Cuidado con no abusar de las animaciones y transiciones en las diapositivas. Aunque creamos que es gracioso o llamativo, cuando llevas más de media hora con el sonido de una cámara fotográfica cada vez que hay una transición, se hace tedioso y exasperante. No te prodigues en estos efectos o en la inclusión de alguna melodía, pues lo que importa es el mensaje, no los adornos que lo acompañan.

Otros factores a la hora de realizar las presentaciones son:

  • Evitar los punteros láser porque distraen.
  • No leeremos el texto en las dispositivas para solo mencionarlo.
  • Evitaremos mirar a la pantalla durante demasiado tiempo.

Sinceramente, habréis visto en algunas de mis entradas que no sigo alguna de estas reglas, pero tampoco tengo la oportunidad de explicar mis contenidos a un auditorio y a viva voz.

Funciones de la empresa.

Imagen Posted on

Es importante que los factores y elementos productivos estén interrelacionados  y organizados.
Es importante que los factores y elementos productivos estén interrelacionados y organizados.

Nociones de protocolo internacional para empresas.

Posted on

Es posible que hayan escuchado la conversación de algún amigo o pariente que acaba de llegar de su viaje “por negocios” desde un país con “costumbres muy raras”. Seguramente, el empresario del país visitado también haya pensado que poseemos unas costumbres raras.

Vivir en un mundo dónde las distancias se miden en horas y los nichos de mercado están al otro lado del globo no significa que se hayan unificado las costumbres de todos los habitantes del planeta. Siguen habiendo barreras culturales, a veces de difícil acceso, que nos ponen a prueba como “empresario global”.

Yo siempre aconsejo hacer un estudio concienzudo del país: su geografía, su cultura, su población, etc.; Pero no todos lo realizan, cayendo en graves errores que suponen pérdidas económicas. A pesar de ello, aconsejo ciertos mínimos de protocolo de obligado cumplimiento para estos países.

handshake-220233_640

En países de mayoría musulmana hay que tener siempre presente que el Corán rige la vida cotidiana. En la política, la educación, la economía e incluso en la alimentación (no comen cerdo ni beben alcohol) podemos observar la influencia de la “palabra de Allah” enviada a Mahoma. Hay que tener presente que la fe islámica se sustenta en 5 pilares básicos:

1)El propio Credo en sí. No hace falta decir que debemos tener mucho cuidado con las referencias a la lógica o no de la práctica religiosa ya que se sienten muy orgullosos de la misma.

2)La oración se realiza 5 veces al día en dirección a la Meca: amanecer, después de medio día, por la tarde, tras la puesta de sol y una hora y media tras la puesta de sol. Al ser por ley, debemos tenerlo en cuenta a la hora de respetar sus derechos.

3)Existe un mes sagrado, el Ramadán, en el que se ayuna desde el amanecer hasta el anochecer. Aunque podría estar permitido comer algo cuando se realizan trabajos muy pesados, hay que vigilar de cerca la salud de empleados y compañeros.

4)También se ven obligados a dar el 2,5% de sus ahorros a obras de caridad. Esto revela la importancia de la comunidad para ellos.

5)Una vez en la vida deben realizar una peregrinación a la Meca. Es un evento muy importante en la vida de un musulmán.

Otro elemento destacable de la cultura musulmana es el papel secundario de la mujer en los negocios. Es difícil ver mujeres en el ámbito laboral, aunque la tendencia está cambiando en países de lenta apertura a occidente. Lo que importa es que no puedes agasajar a una mujer, aunque quieras ser educado.

Lo musulmanes son afectuosos en sus saludos. Se estrechan las manos y se suelen besar. Al entrar en lugares cerrados, debes descalzarte como signo de respeto.

En zonas de Hispanoamérica debería ser fácil a priori, debido a la ventaja idiomática, llegar a acuerdos comerciales, pero no suele suceder así. Para comenzar, no olvidemos que el mercado norteamericano lo “invade” todo, incluso los mismos hábitos comerciales, convirtiéndose en un competidor difícil de tumbar, pero no imposible.

Los pueblos Hispanoamericanos han sufrido muchas desigualdades y abusos por parte de la cultura occidental, por ello es normal que sean recelosos del exterior. Un primer paso inteligente (también lo aconsejo para cualquier país) sería visitar la embajada correspondiente para informarnos de leyes, costumbres, mercados potenciales, etc.

Retomando la ventaja aparente del idioma, cada zona geográfica tiene sus propios giros idiomáticos, palabras autóctonas y expresiones que no coinciden con las nuestras. Un ejemplo es platicar, que significa hablar o  aguas que significa cuidado.

Debemos vender la idea de inversión en su país, de mejora gracias a nuestro producto y de que no vamos a cambiarlos sino a empaparnos de su cultura. Una palabra: fidelidad; Si haces bien el trabajo y mantienes un buena postventa, tu cliente se mantendrá muy fiel a tu producto.

Un país anglosajón diferente a los dos importantes y que presenta un mercado atractivo es Australia. Primero de todo pensar si podemos asumir la inversión de lo que supone una distancia de 18.000 kilómetros desde España y casi 40 horas.

El australiano es poco amigo de las ceremonias y escenografías; Van a lo práctico incluso a la hora de dirigirse a su interlocutor con su nombre de pila. Son muy afables cuando tomas contacto por primera vez y no ha de sorprendernos su seguridad a la hora de estrechar la mano en el saludo.

Prácticos si, pero no justifica que no les guste el trabajo bien hecho. Es más, para ellos representa una obligación y no un mérito. No esperemos felicitaciones o palmaditas en la espalda por hacerles la web más interesante de su mercado si te vendes como tal.

Valoran la puntualidad, pero si has de llegar tarde no pasa nada, si avisas con antelación. Una vez reunido no des vueltas al tema, ve al grano y no pierdas el tiempo en “recitales”. La decisión podrá ser también en breve espacio de tiempo, pero si la propuesta es de envergadura, les gusta tomarse su tiempo para evaluarla.

Los dos grandes dragones asiáticos suponen un gran reto para cualquier empresario. Son culturas ancestrales que transmiten sus costumbres al nivel empresarial. Sobre Japón hice ya una entrada, Japón S.A., de la que destacaría su drogadicción hacia el trabajo y la visión de la empresa como una familia en la que todos participan de forma activa, fuera y dentro de la misma. Los negocios se lo toman con tranquilidad, sin precipitarse en tomar la decisión correcta. Lo más destacado y lo que más trasciende de su cultura es el saludo. La reverencia se identifica con la importancia del personaje: a mayor importancia, mayor reverencia. No olvides entregar tus tarjetas impresas por las dos caras, estando una de ellas en japonés.

Sobre tratar con empresas chinas podemos avisar que supone un “máster” en comercio. A la reunión debes llevar copias de los documentos, en inglés y chino, para todos los asistentes. El grupo es lo importante, no el individuo; Cualquier decisión se llevará acabo por todos, por lo que te debes dirigir a todos, pero respetando la jerarquía del líder o jefe del grupo. La conversación debe ser con frases cortas y explicando tus ideas de forma clara. Estas negociaciones van a ser duras, ya que intentan alargarlas para obtener las mejores condiciones (carrera de fondo). Nunca te darán un no claro porque nunca se cierran tu puerta de forma definitiva.