Humanidades

No veas “El jardín de las delicias”

Posted on

Llegas al museo, buscas la sala y te sitúas delante ¿Ahora qué? Podría hacer un análisis artístico, iconográfico o histórico. Leer el resto de esta entrada »

Marquitos y el monstruo que se comía sus dibujos

Posted on Actualizado enn

Os traigo el bellísimo cuento de mi buena amiga y escritora Alba. Es de esas creadoras que poseen una sensibilidad especial, que sorprende.

Este fragmento se trata del segundo capítulo de la vida de Marquitos. El primero lo encontraréis en su blog y os recomiendo leerlo por su ternura.

¿A quién le importa cómo está mi alma?

“A la edad en que todavía no hay que afeitarse, el optimismo es una respuesta perfectamente legítima al fracaso”. Stephen King.



Marquitos llevaba unas noches muy inquieto. No conseguía conciliar el sueño y por tanto sus viajes a las estrellas sufrían algún que otro retraso. Y es que, cuando todos en casa dormían, escuchaba extraños ruiditos dentro del armario, extraños y muy molestos. A pesar de ello él quería ser mayor, no quería preocupar a mamá y todavía menos que su hermano mayor Carlitos se riera de él el resto de su vida por miedica, así que aguantó hasta la cuarta noche en la que decidió que ya era hora de averiguar que ocurría dentro de su armario.

Se levantó de la cama y descalzo caminó despacito por su habitación muy decidido. Le gustó la sensación del suelo frío en contacto con sus pies. Abrió el armario sigilosamente y la…

Ver la entrada original 609 palabras más

Las Redes Sociales han eliminado el deseo de fascinarse por las cosas

Posted on Actualizado enn

marketing lo serás tú

Nuestra cuenta de Instagram,Twitter o Facebook están repletas de comentarios sobre la comida o de fotografías sobre la misma, un tiempo que hemos perdido en disfrutar del plato que tenemos delante ¿Las Redes Sociales han eliminado cualquier sugestión externa?

Ver la entrada original 498 palabras más

Mercantilismo en España.

Posted on

El comercio se mueve en la esfera de la circulación y no de la producción, es decir, el comercio distribuye bienes pero no los produce. Su objetivo básico era vender caro lo que se había comprado barato.
En la España del Antiguo Régimen, los beneficiarios se mostraban desdeñosos con las inversiones industriales, menos rentables y menos prestigiosas. Al contrario de esto, hubo numerosos renuncias de mercaderes y hombres de negocios a su actividad para dedicarse al rentismo, compra de tierras e incluso títulos de hidalguía.
En países donde el capital comercial se invirtió en actividades productivas y no se desvío a la especulación, fue el momento en el que se erosionó las viejas estructuras feudales.

Nacionalismo. Ideología y modelos.

Posted on

La palabra nacionalismo ha adquirido una acepción confusa, relacionada con el romanticismo y el liberalismo, pero que está más cercana a un sentimiento que a una doctrina política. Andrés de Blas, Catedrático de Ciencia Política en la UNED, indica algunos aspectos que deberían tenerse en cuenta para la definición del término cómo que posee una raíz psicológica, es desarrollado cómo una ideología política abstracta y que es ineludible su aspecto cultural, antropológico y filosófico.

Si nos remontamos a la etimología de la palabra nación, del latín naceré o nacer, era empleada en la baja Edad Media para referirse al concepto de comunidad en contraposición al de feudalismo. No es hasta el siglo XVIII cuando adquiere un sentido político, cómo nación entendida en el conjunto de lo individuos sobre los que recae la soberanía de un territorio, a la vez que un sentido romántico, entendida cómo el conjunto de individuos con una tradición común de lengua, historia y religión.

Giuseppe Mazzini, creador ed una nacionalismo más progresista y democrático.
Giuseppe Mazzini, creador de un nacionalismo más progresista y democrático.

La primera será compartida por historiadores cómo Michelet, los cuales la identifican simplemente cómo la creación de un marco básico de convivencia para el desarrollo del aparato estatal; el estado crea la nación. La segunda tendencia, la cultural, es característica de los filósofos alemanes (Herder y Fichte), defensores de un término de nación cómo soporte de la existencia de un grupo diferenciado respecto al resto.

Así, podemos encontrar varios tipos de nacionalismos, desde el punto de vista ideológico (tradicionalista, liberalista, conservador) o práctico (unificador, independentista, imperialista).

El nacionalismo tradicionalista nace de ese romanticismo cultural que antepone la realidad social a la individual-la sociedad crea al hombre. La lengua obtiene una gran importancia, puesto que es medio del pensamiento y este es la característica esencial que define al hombre.
El nacionalismo liberalista incluye un componente político al anterior, reclamando independencia y parlamentarismo.
Potencias cómo Gran Bretaña o Francia se lanzarán en un sentimiento imperialista contagiados por un nacionalismo más conservador.
Los casos de Italia y Alemania-muy diferentes en fondo y forma-personificarán el nacionalismo unificador, desde un conjunto de estados separados, partiendo de una conciencia de pertenencia a la misma.

Lord Byron, símbolo de la independencia griega.
Lord Byron, símbolo de la independencia griega.

El nacionalismo independentista, basado en la presencia de una nación dentro del marco político de un Estado diferente, cobrará importancia en la independencia de Grecia del Imperio Otomano. Actualmente, son Escocia y Cataluña las más representativas.
La expansión colonial por Asia y África llegará a la luz de un nacionalismo imperialista que exaltará el patriotismo en naciones ya consolidadas.

El nacionalismo, a pesar de estallar en el siglo XIX, su eco nos ha llegado hasta nuestros días en los que el mundo global hace renacer de nuevo los sentimientos de particularidad.