Historia

Relación de Califas desde el 632 al 1258

Imagen Posted on

califas.JPG

Anuncios

Visión árabe de la Batalla de Covadonga de Al-Maqqari

Posted on

Dice Isa Ibn Ahmand al-Raqi que en tiempos de Anbasa Ibn Suhaim al-Qalbi, se levantó en tierras de Galicia un asno salvaje llamado Belay [Pelayo]. Desde entonces empezaron los cristianos en al-Ándalus a defender contra los musulmanes las tierras que aún quedaban en su poder, lo que no habían esperado lograr. Los islamistas, luchando contra los politeístas y forzándoles a emigrar, se habían apoderado de sus país hasta que llegara Ariyula, de la tierra de los francos, y habían conquistado Pamplona en Galicia y no había quedado sino la roca donde se refugia el señor (muluk) llamado Belay con trescientos hombres. Los soldados no cesaron de atacarle hasta que sus soldados murieron de hambre y no quedaron en su compañía sino treinta hombres y diez mujeres. Y no tenían que comer sino la miel que tomaban de la dejada por la abejas en las hendiduras de la roca. La situación de los musulmanes llegó a ser penosa, y al cabo los despreciaron diciendo «Treinta asnos salvajes, ¿qué daño pueden hacernos?». En el año 133 murió Belay y gobernó su hijo Fáfila. El dominio de Belay duro diecinueve años, y el de su hijo, dos.

Crónica de Al-Maqqari

Mercantilismo en España.

Posted on

El comercio se mueve en la esfera de la circulación y no de la producción, es decir, el comercio distribuye bienes pero no los produce. Su objetivo básico era vender caro lo que se había comprado barato.
En la España del Antiguo Régimen, los beneficiarios se mostraban desdeñosos con las inversiones industriales, menos rentables y menos prestigiosas. Al contrario de esto, hubo numerosos renuncias de mercaderes y hombres de negocios a su actividad para dedicarse al rentismo, compra de tierras e incluso títulos de hidalguía.
En países donde el capital comercial se invirtió en actividades productivas y no se desvío a la especulación, fue el momento en el que se erosionó las viejas estructuras feudales.

Nacionalismo. Ideología y modelos.

Posted on

La palabra nacionalismo ha adquirido una acepción confusa, relacionada con el romanticismo y el liberalismo, pero que está más cercana a un sentimiento que a una doctrina política. Andrés de Blas, Catedrático de Ciencia Política en la UNED, indica algunos aspectos que deberían tenerse en cuenta para la definición del término cómo que posee una raíz psicológica, es desarrollado cómo una ideología política abstracta y que es ineludible su aspecto cultural, antropológico y filosófico.

Si nos remontamos a la etimología de la palabra nación, del latín naceré o nacer, era empleada en la baja Edad Media para referirse al concepto de comunidad en contraposición al de feudalismo. No es hasta el siglo XVIII cuando adquiere un sentido político, cómo nación entendida en el conjunto de lo individuos sobre los que recae la soberanía de un territorio, a la vez que un sentido romántico, entendida cómo el conjunto de individuos con una tradición común de lengua, historia y religión.

Giuseppe Mazzini, creador ed una nacionalismo más progresista y democrático.
Giuseppe Mazzini, creador de un nacionalismo más progresista y democrático.

La primera será compartida por historiadores cómo Michelet, los cuales la identifican simplemente cómo la creación de un marco básico de convivencia para el desarrollo del aparato estatal; el estado crea la nación. La segunda tendencia, la cultural, es característica de los filósofos alemanes (Herder y Fichte), defensores de un término de nación cómo soporte de la existencia de un grupo diferenciado respecto al resto.

Así, podemos encontrar varios tipos de nacionalismos, desde el punto de vista ideológico (tradicionalista, liberalista, conservador) o práctico (unificador, independentista, imperialista).

El nacionalismo tradicionalista nace de ese romanticismo cultural que antepone la realidad social a la individual-la sociedad crea al hombre. La lengua obtiene una gran importancia, puesto que es medio del pensamiento y este es la característica esencial que define al hombre.
El nacionalismo liberalista incluye un componente político al anterior, reclamando independencia y parlamentarismo.
Potencias cómo Gran Bretaña o Francia se lanzarán en un sentimiento imperialista contagiados por un nacionalismo más conservador.
Los casos de Italia y Alemania-muy diferentes en fondo y forma-personificarán el nacionalismo unificador, desde un conjunto de estados separados, partiendo de una conciencia de pertenencia a la misma.

Lord Byron, símbolo de la independencia griega.
Lord Byron, símbolo de la independencia griega.

El nacionalismo independentista, basado en la presencia de una nación dentro del marco político de un Estado diferente, cobrará importancia en la independencia de Grecia del Imperio Otomano. Actualmente, son Escocia y Cataluña las más representativas.
La expansión colonial por Asia y África llegará a la luz de un nacionalismo imperialista que exaltará el patriotismo en naciones ya consolidadas.

El nacionalismo, a pesar de estallar en el siglo XIX, su eco nos ha llegado hasta nuestros días en los que el mundo global hace renacer de nuevo los sentimientos de particularidad.

Sobre la Revolución Industrial.

Cita Posted on

El progresivo desarrollo de las actividades económicas que caracterizan la industrialización ha permitido a los países implicados una clara prosperidad material, acompañada de mejoras tecnológicas, avances científicos y estabilidad política que han generalizado una mejora de las condiciones de vida diaria y un crecimiento demográfico y urbanístico excepcional. No obstante, estas circunstancias pueden ser contestadas asimismo desde la perspectiva de quienes sufrieron los efectos de la explotación laboral o de aquellos países incapaces de afrontar semejantes transformaciones.

Antonio Escudero